Acoso

Si ve un manatí que está siendo acosado o se encuentra con una cría de manatí muerta, herida, etiquetada o huérfana, infórmelo de inmediato a la Comisión de Conservación de Pesca y Vida Silvestre de Florida (FWC) llamando 1-888-404-3922. Fuera de Florida, por favor haga un informe con su agencia local de vida silvestre o red de varamientos.

A pesar de su apariencia dócil, es importante reconocer que los manatíes son animales salvajes. Cualquier contacto con humanos, incluso aquellos que tienen buenas intenciones, podría dañarlos o alterar su comportamiento natural. Esto es acoso a los manatíes y está penado por la ley.

¿Qué es el acoso?

El acoso es cualquier acción que pueda causar daño a un manatí o alterar su comportamiento natural. Hay dos tipos de acoso. El acoso drástico es un evento importante y único como montar un manatí o separar a una madre y su cría, lo que puede lesionar o causar daño de otra manera. El acoso acumulativo ocurre con el tiempo, como cuando las perturbaciones repetidas (como las de grupos grandes y/o frecuentes de “nadar con los manatíes”) hacen que un manatí en reposo se mueva repetidamente para evitar el contacto humano. Esto puede hacer que un manatí use un exceso de energía o incluso que abandone un área en particular por completo.

Algunos ejemplos de acoso incluyen:

  • Dar comida o agua a los manatíes, o utilizar comida o agua para atraer manatíes
  • Manatíes en reposo perturbadores
  • Golpear, saltar, pararse, agarrarse o intentar montar a un manatí
  • Separando a una madre y su cría
  • Perturbadores rebaños de apareamiento de manatíes
  • Perseguir o perseguir manatíes mientras nadan o mientras están en una embarcación
  • Bloqueando el camino de un manatí
  • Pescar o intentar pescar un manatí
Two snorkelers touching a manatee that is within sanctuary boundaries.
Buceadores se acercan y tocan a un manatí en un santuario designado. Este es un ejemplo de acoso a los manatíes.

Es la ley

Los manatíes están protegidos por la ley federal por la Ley de especies en peligro de extinción de 1973 y el Ley de protección de mamíferos marinos de 1972. Estas leyes hacen ilegal acosar, dañar, cazar, capturar o matar a cualquier mamífero marino. Los manatíes también están protegidos por la Ley del Santuario de Manatíes de Florida de 1978, que define el acoso como “cualquier acto u omisión intencional o negligente que crea la probabilidad de causar daño a un manatí al molestarlo hasta el punto de alterar significativamente los patrones de comportamiento normales que incluyen la reproducción, la alimentación o el refugio”. Las sanciones por violaciones por primera vez de estas leyes pueden incluir multas de hasta $500 y/o prisión de hasta 60 días.

Ejemplos de incidentes de acoso a manatíes que han llevado a arrestos incluyen:

  • Sacar una cría de manatí del agua[i]
  • Montar un manatí en aguas poco profundas[ii]
  • Salpicando agua sobre una manada de manatíes apareándose[iii]
  • Rociar manatíes con una manguera y saltar sobre ellos.[iv]
  • Intentar “atrapar” un manatí con un anzuelo de pesca, usando pasto y hojas como cebo[v]
A photo of a manatee being given water with a red "No" symbol on the photo.
Un manatí bebe agua de una manguera. Los manatíes obtienen el agua dulce que necesitan de las plantas que comen. Proporcionar comida o agua a los manatíes salvajes se considera acoso y va contra la ley.

Cómo cuidar los modales del manatí

Siga estas pautas cada vez que encuentre manatíes salvajes:

  • Mira pero no toques. Practique la “observación pasiva” y observe a los manatíes desde la superficie y a distancia.
  • No alimente a los manatíes ni les dé agua.
  • Evite el exceso de ruido y salpicaduras
  • No persiga ni bloquee el camino de los manatíes que viajan.
  • Nunca separes a una madre y una cría.
  • No ingrese a los santuarios designados para manatíes por ningún motivo.
  • Al remar, manténgase a dos longitudes de kayak de distancia de un manatí.
  • Cuando te encuentres con un manatí mientras estás en el agua, mantente a una distancia de un cuerpo humano.
A photo showing a congregation of manatees in the protected sanctuary of Three Sisters Springs while several snorkelers and a kayaker are just outside the border of the refuge.
Buceadores y un remero se acercan a los manatíes que buscan refugio en Crystal River, FL. Los seres humanos no deben ingresar a los santuarios de manatíes designados por ningún motivo.

Ver vídeos educativos

Qué hacer si ves que acosan a un manatí

INFORME: Si ve un manatí que está siendo acosado, o encuentra fotografías o videos en línea que muestran acoso a un manatí, infórmelo de inmediato a la Comisión de Conservación de Pesca y Vida Silvestre de Florida (FWC) llamando 1-800-404-FWCC (3922). Fuera de Florida, presente un informe ante la agencia de vida silvestre local o la red de varamientos.

DOCUMENTO: Muchas personas que han enfrentado consecuencias legales por acosar a manatíes han sido arrestadas después de que espectadores proporcionaron evidencia en video o fotografía o la descubrieron en línea. Si ve a alguien acosando a un manatí y es seguro hacerlo, documente la actividad tomando fotografías o videos.

A drone photo of a boat with three people on it. One of the people is poking a manatee with a fishing rod.
Un individuo a bordo de un barco empuja a un manatí. Cualquier acción que pueda causar daño a un manatí o alterar su comportamiento natural, como ésta, es acoso y está penado por la ley.

Preguntas frecuentes sobre el acoso a los manatíes

¿Cómo puede ser perjudicial para ellos la interacción con los manatíes? Si no les gusta, pueden alejarse nadando.

La perturbación causada por la actividad humana puede hacer que los manatíes abandonen un área segura, poniéndolos en peligro debido a la exposición al frío o al tráfico de embarcaciones cercanas. Las perturbaciones también pueden hacer que los manatíes gasten energía preciosa moviéndose para evitar el contacto o la interacción con los humanos. Esto es particularmente relevante cuando los manatíes se han congregado en un hábitat de aguas cálidas o en un santuario designado para manatíes.

¿Qué hay de malo en alimentar a los manatíes o darles agua?

Alimentar a los manatíes o darles agua es ilegal. Hacerlo puede resultar en modificaciones de comportamiento y cambios en sus patrones de alimentación naturales, o puede que se les alimente con alimentos que no forman parte de su dieta natural. Los manatíes son expertos en encontrar fuentes de agua dulce mientras viajan y no necesitan agua suplementaria de los humanos. Alimentar o dar agua a los manatíes también puede hacer que pierdan el miedo a los humanos. Los manatíes “domesticados” pueden acercarse a un barco esperando comida o agua, sólo para resultar heridos o muertos por una hélice o quedar enredados en aparejos de pesca. A los manatíes a veces también les gusta alimentarse de la vegetación que se envuelve alrededor de la hélice del barco. Antes de arrancar el motor, siempre revise alrededor de su embarcación en busca de manatíes.

He oído que puede que no haya suficientes pastos marinos naturales para los manatíes. Necesito alimentarlos para ayudarlos a sobrevivir.

Alimentar a los manatíes o darles agua es ilegal. En la mayoría de las áreas donde se encuentran manatíes, hay suficiente vegetación para sostener una población saludable de manatíes. Además de las praderas marinas, los manatíes también comen otras plantas sumergidas, flotantes y emergentes. La disminución de la vegetación acuática ha provocado un número inusual de muertes de manatíes en y alrededor de la laguna Indian River, en la costa este de Florida. En respuesta, se llevó a cabo una prueba del programa de alimentación suplementaria con los permisos requeridos por la Comisión de Conservación de Pesca y Vida Silvestre de Florida y el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de EE. UU. El programa fue diseñado y monitoreado por expertos en vida silvestre para limitar la exposición de los manatíes a los humanos y tener en cuenta sus necesidades dietéticas. También fue diseñado para crear pocas perturbaciones en el ecosistema circundante. Incluso en esta zona, sigue siendo ilegal que las personas alimenten o den agua a los manatíes.

¿No es la mejor manera para que la gente aprecie a los manatíes verlos de cerca y en persona?

La mejor manera de apreciar a los manatíes es desde una distancia respetuosa. El comportamiento natural de los manatíes puede verse alterado por los humanos que se acercan demasiado a los manatíes. Observar a los manatíes a distancia brinda la mejor oportunidad de observar sus comportamientos naturales.

¿Por qué es tan malo que una madre y su cría se separen?

Las crías de manatí dependen de sus madres hasta por dos años. Las madres no sólo alimentan a sus crías, sino que también les enseñan habilidades esenciales de supervivencia. Los terneros que sean separados de sus madres no podrán reunirse. Por ejemplo, si una madre se aleja nadando mientras acarician a su cría, es posible que la cría no encuentre el camino de regreso hacia ella. Las crías de manatí no pueden sobrevivir por sí solas.

Vi un gran grupo de manatíes jugando juntos en el agua. ¡Parecía tan divertido que quería participar yo mismo! ¿Puedo?

Este tipo de comportamiento es típico de las manadas de apareamiento de manatíes. Puede ser bastante dramático con mucho movimiento y chapoteo, especialmente si tiene lugar en aguas poco profundas. Esta actividad puede atraer a personas que sienten curiosidad por lo que está sucediendo o que les preocupa que los manatíes estén heridos, varados o en peligro. Sin embargo, es importante observar este comportamiento natural desde una distancia respetuosa. Cualquier perturbación puede alterar la manada de apareamiento y poner en peligro el ciclo reproductivo. Además, los manatíes adultos son criaturas grandes y poderosas. Puede ser peligroso acercarse o interferir con una manada de apareamiento.

He ido a nadar con manatíes y algunos de ellos se me acercan y se dan vuelta para que les rasque la barriga. Lo disfrutan.

Fuentes

[i] "Ryan Waterman, hombre de Florida, arrestado por presuntamente acosar a un manatí". Noticias CBS, 19 de febrero de 2013, https://www.cbsnews.com/news/ryan-waterman-fla-man-arrested-for-allegedly-harassing-a-manatee/. Consultado el 29 de agosto de 2022.

[ii] “La mujer que montó un manatí en Fort De Soto se entrega”. Tiempos de la Bahía de Tampa, 2 de octubre de 2012, https://www.tampabay.com/news/publicsafety/crime/woman-who-rode-manatee-at-fort-de-soto-turns-herself-in/1254405/. Consultado el 29 de agosto de 2022.

[iii] Suarez Sang, Lucia I. “Hombre de Florida arroja agua a los manatíes y termina en la cárcel”. Fox News, 1 de mayo de 2018. https://www.foxnews.com/us/florida-man-splashes-water-at-manatees-lands-in-jail. Consultado el 29 de agosto de 2022.

[iv] José, Cris. “Hombres de Florida que atacaron manatíes y lo publicaron en YouTube fueron sentenciados”. Broward Palm Beach Nuevos tiempos. 20 de junio de 2014. https://www.browardpalmbeach.com/news/florida-men-who-cannonballed-onto-manatees-and-posted-it-on-youtube-sentenced-6464495. Consultado el 29 de agosto de 2022.

[v] “Un día de pesca, 30 días de prisión”. Sondeos, 6 de mayo de 2008. https://www.soundingsonline.com/news/one-day-of-fishing-30-days-in-prison. Consultado el 29 de agosto de 2022.